Socialmente existen muchas creencias falsas o mitos sobre las personas con discapacidad física. Pero, ¿a qué se debe esto? Sucede que muchos de estos mitos se transmiten de generación en generación, y prevalecen debido a la escasa o errónea información que tenemos sobre discapacidad en nuestra sociedad.

Por tal motivo, en este Psicomiércoles queremos comentar algunos de los principales mitos sobre discapacidad física, y explicarte por qué son erróneos:

• Mito 01: La discapacidad es una enfermedad

Este mito es falso. Si bien existen casos en que la discapacidad se da como consecuencia de una enfermedad, no es algo que necesite curarse. Por lo tanto, la discapacidad no es una enfermedad. De hecho, la discapacidad es algo más social que físico, ya que surge cuando la persona, al interactuar con su entorno, encuentra barreras que limitan su participación plena y efectiva en la sociedad*.  

 

 

• Mito 02: Solo un pequeño número de personas vive con una discapacidad

Totalmente falso. Aunque conozcas pocas personas con discapacidad dentro de tu círculo cercano, esta percepción es alejada de la realidad. Según cifras del Censo del 2017 dadas por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), más de 3 millones de peruanos tienen alguna discapacidad; es decir, 1 de cada 10 personas. Convirtiéndose así en un sector significativo.

 

• Mito 03: Las personas con discapacidad necesitan ayuda para realizar actividades

Falso. Al igual que todos, las personas con discapacidad desarrollan su independencia y son capaces de brindar ayuda a otros. En este sentido, para evitar malos entendidos, siempre debes anticiparte a preguntar si necesitan ayuda, o en todo caso te lo harán saber. De esta manera, respetarás su autonomía y toma de decisiones.

 

• Mito 04: Las personas con discapacidad no pueden trabajar

Falso. Las personas que viven con una discapacidad pueden trabajar si así lo desean y no necesariamente están destinadas a recibir limosna ni a trabajos “simples”.

La ONU, en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad vela por el derecho a trabajar en igualdad de condiciones, incluyendo el derecho a ganarse la vida trabajando libremente en un entorno laboral elegido o aceptado, que sea abierto, inclusivo y accesible para las personas con discapacidad.

Este derecho llega a tener un impacto muy positivo en ellas, como su seguridad financiera, inclusión social, sentido de identidad y bienestar general.

Además, está comprobado que, al incluir personas con discapacidad dentro de las empresas, el ambiente laboral y rendimiento de los empleados mejora considerablemente.

 

• Mito 05: Una persona con discapacidad puede tener hijos con discapacidad

Parcialmente falso. La causa de la discapacidad sea física, intelectual, sensorial o psíquico, puede ser distinta y también ocasionada por diversas patologías. Si bien puede ser de carácter genética (hereditario), hay otras causas más comunes como:
– De carácter congénito: que son los traumas durante el embarazo o al nacer.
– De carácter adquirido: por accidentes o enfermedades.

 

• Mito 06: No puedo eliminar las barreras que enfrentan las personas con discapacidad

Falso. Todos desde nuestra posición podemos contribuir al cambio a una sociedad más inclusiva. Puedes ayudar a eliminar barreras al:

  • Fomentar la participación de personas con discapacidad en actividades, reuniones y eventos.
  • Aprender junto a tus familiares y amigos sobre la discapacidad.
  • Abogar por espacios públicos sin barreras arquitectónicas.
  • Aceptar a las personas con discapacidad como individuos capaces de las mismas necesidades y sentimientos que tú.

 

Ps. Maricielo Silva Mendoza

* Convención de la ONU, 2006