En el caso de un niño con discapacidad muchas veces su círculo social se ve reducido solo a su seno familiar. La sobreprotección en casa suele ser uno de los factores causantes que, sin pretenderlo, supone una barrera para desarrollar vínculos sociales en beneficio del menor.

Es normal que la familia sienta miedo o poca confianza de saber que pasará o como lo tratarán, sin embargo, es importante reconocer la importancia de brindar autonomía ya que las relaciones sociales y de amistad ayudan a la persona a compartir, cooperar, resolver situaciones o conocer lo que otras personas están sintiendo.

Es necesario dejar atrás prejuicios, entender la discapacidad y apostar por las nuevas aventuras que el niño desarrollará. Los beneficios de tener amigos son muchos y aquí te mostramos algunos:

– Conocerá el significado de la amistad

Durante el trascurso de su vida ganará muchas amistades, aprenderá que el amigo te brinda apoyo, confianza y seguridad. Es donde las risas no faltaran, todo será sin pedir nada a cambio y a pesar de lo que venga siempre estarán juntos.

– Mejora la comunicación

Al tener contacto con otros niños permitirá que aprenda nuevas formas de hablar, escuchar y/o comunicarse. Al inicio es probable que sienta miedo, así que puede intentarlo con personas que tenga sus mismos gustos o ideales como: dinosaurios, animales, superhéroes, películas o más.

– Refuerza la autoestima

Es importante entender que tener amigos que nos apoyen y ayuden a ser mejores personas nos permiten sentirnos más seguros y valiosos, especialmente cuando resaltan nuestras habilidades y nos ayudan a mejorar en nuestras dificultades.

– Promueve la inclusión

El que los niños socialicen con otros niños genera lazos de aprendizaje que nos permiten construir un mundo mejor, más tolerante y abierto a la diversidad.

Como padre o madre también deberás tomar en cuenta algunos tips:

– Permite que los demás niños lo conozcan

Motiva a tu hijo a que conozca a otros niños para que los demás también lo conozcan. Así podrá tener nuevos amigos con características similares o diferentes a él o ella, podrán ser testigos que la amistad no conoce de barreras ni de diferencias, si no que estas nos enriquecen como sociedad.

– Háblales de ti

Anímate a contar como conociste a tus amigos, tus travesuras, risas y como solucionaban sus problemas, así entenderá que tu pasaste lo mismo que él o ella.

– Brinda confianza

Trata de conocer a sus amigos, sin interferir en sus decisiones. Fomenta el respeto y la empatía.

– Conversa sobre discapacidad

Existirán muchas dudas o preguntas referente a discapacidad, ante ello es necesario que te informes, seas claro y así evitara suposiciones o prejuicios por algo que aún no conoce.

– No sobreprotejas

Tranquilo. Si bien sientes miedo deja que experimenten muchas cosas por sí mismos, sé guía mas no intentes controlar la situación.