Después de estar mucho tiempo en casa, sin poder salir o visitar a tus familiares, es válido que TODOS experimentemos distintas emociones durante la cuarentena como la ansiedad, miedo, enojo o irritabilidad.  Sentir estas emociones es totalmente normal y al ser parte de una sociedad diversa, es necesario entender que nos estamos enfrentando a ellas de manera DIFERENTE.

Las personas con discapacidad también pueden enfrentar durante esta época distintas situaciones o dificultades referente a sus actividades como:  dejar de asistir a su terapia (psicológica, ocupacional, logopedia o fisioterapia), sus rutinas laborales, el cambio de aprendizaje a sus centros de enseñanza o la dificultad de poder trasladarse con facilidad, etc.  

Todas estas situaciones suponen un impacto emocional en su día a día para ellos mismos y sus familias, por tal motivo trabajar la inteligencia emocional es la clave para afrontar este periodo, destinado a mejorar la calidad de vida de la persona y así dar pase a la resiliencia, motivación y mejora de las relaciones consigo mismo y/o con los demás.

Ahora, ¿Cómo hacerlo? Dado que todos experimentamos nuestras emociones de manera diferente, no hay un patrón global. Sin embargo, aquí te dejamos algunas recomendaciones que te pueden ayudar a gestionar tus emociones durante la cuarentena:

1. Reconoce tus emociones y acéptalas

Identifica y conoce un poco más tus emociones.  Es normal que puedas sentir emociones fuertes, permítete sentirlas y no te asustes de ellas; expresarlas te ayudará a equilibrarte.

Puedes preguntarte: ¿Qué estoy sintiendo? ¿Cómo me siento acerca de esta situación? ¿Qué creo que debo hacer al respecto? ¿Qué puedo hacer para sobrellevar esta situación? Si gustas puedes escribir tus respuestas en un papel para entender mejor tus pensamientos.

Recuerda que no todas las emociones negativas durante la cuarentena son malas. Si bien la alegría nos genera bienestar, emociones como la tristeza o el miedo están orientadas a buscar empatía o protegernos ante algún daño, y así nosotros mismos buscar soluciones prácticas para poder entenderlas y mejorar día a día.

 

2. Enfócate en lo positivo

Aprende a apreciar lo que está sucediendo y evita las críticas excesivas.

Identifica los aprendizajes positivos durante este tiempo en tu vida, familia y en la sociedad:  aprendizaje inclusivo desde casa, acceso al arte, cultura y diversión para todos o recursos tecnológicos que favorecen la autonomía y comunicación desde casa.  

 

3. Aprende a relajarte

Date un tiempo para procesar todos estos cambios y recurre a actividades que te generen bienestar. Si no las tienes prueba con cosas nuevas, en especial actividades que puedas compartir en familia. Si asistes a terapia consulta con tu especialista y pregunta sobre la posibilidad de continuar de una manera remota, si no es posible, pregunta cómo poder seguir trabajando desde casa.

Sin embargo, permítete “perder el tiempo” como dormir o ver tv, de manera controlada, ya que el descanso y la tranquilidad traerá calma a las emociones que experimentas durante la cuarentena.

Evita conductas de escape como: fumar, beber o estar al tanto de noticias de manera seguida, ya que estas actividades generarán en ti más estrés y ansiedad.

 

4. Concéntrate en el presente

Si bien el futuro trae inquietudes y hay muchas cosas más allá de nuestro control, es necesario concentrarse en el aquí y en el ahora. El ayer y el mañana no son más que un simple pensamiento.

Podemos recuperar cierto nivel de control si nos concentramos solo en las áreas que podemos manejar de nuestras vidas.

 

5. Redes de apoyo

Comunicar constantemente sobre cómo te sientes te ayudara a liberar emociones acumuladas durante la cuarentena y a sentirte mejor contigo mismo. Reprimirlas, hará que afecte y agote el sistema inmunológico y ahora más que nunca necesitamos mantener nuestros cuerpos fuertes y saludables.

Confía en que hablar de tus ideas siempre es un medio de bienestar, transmitir tus emociones genera libertad, por lo cual, te recomendamos conversar sobre tus emociones con algún amigo o familiar de confianza por el medio de comunicación más accesible a ti.

 

Si pese a estas recomendaciones necesitas un poco más de apoyo para manejar tus emociones durante la cuarentena te recomendamos consultes a un especialista.  

Ps. Maricielo Silva Mendoza